Productos regionales para una alimentación más saludable

Productos regionales para una alimentación más saludable

Cada 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación para recordar el nacimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 1945.
Más de 150 países de todo el mundo organizan eventos este día para visibilizar la importancia de la lucha contra el hambre y para concientizar de la necesidad de que todo el mundo tenga suficientes alimentos para llevar una vida activa y saludable.
El lema del Día Mundial de la Alimentación en 2020 es “Cultivar, Nutrir, Preservar. Juntos”. Es un llamado a la solidaridad internacional para que las poblaciones más vulnerables se recuperen de la pandemia, y para contribuir en la implementación de sistemas alimentarios más resilientes y robustos que puedan resistir el aumento de la volatilidad y de los choques climáticos, y ofrecer dietas saludables, asequibles y sostenibles para todos, además de medios de vida dignos para los trabajadores del sistema alimentario.
Asimismo este año, la FAO hace un reconocimiento y agradecimiento especial a los “Héroes de la Alimentación” que producen, plantan, cosechan, pescan o transportan nuestros alimentos y que, independientemente de las circunstancias, continúan suministrando alimentos dentro y fuera de sus comunidades, ayudando a cultivar, nutrir y preservar nuestro planeta.
Aprovechamos este día para recordar que a la hora de hacer las compras elijamos alimentos naturales, locales y, sobre todo, saludables. Sumemos nuestro granito de arena apoyando la producción local, armando huertas en el espacio que dispongamos, y pensando en poner en el plato de nuestra familia un alimento que tenga la menor industrialización posible. Preparemos alimentos caseros, probemos nuevas opciones.
La alimentación es una forma de expresar nuestra identidad y sentido de pertenencia. Por eso el Ministerio de Salud publicó las guías alimentarias para la población argentina (GAPA), que promueven la incorporación de alimentos variados, preferentemente frescos teniendo en cuenta la diversidad cultural y las tradiciones locales.
Una alimentación saludable aporta todos los nutrientes esenciales y la energía necesaria para que cada persona pueda llevar adelante las actividades diarias y mantenerse sana. Pero también debe, respetar los gustos y hábitos, es decir la cultura de cada persona y cada familia.